inicio
España, lunes, 17 de diciembre, 2018   Webmail  Identidad
GARDUÑA

   GARDUÑA   (Martes foina)

                Mustélido de tamaño mediano (unos 70 cm de longitud entre cabeza y cola y unos 2,3 Kg de peso medio en los machos y 1,3 Kg las hembras). Su cuerpo es alargado, de patas cortas y cola peluda. La garduña es muy similar a la marta (ésta más adaptada a la vida arborícola); se diferencia de ella principalmente por la presencia del babero, una gran mancha blanca y bien delimitada bajo el cuello y dividida en dos en el nacimiento de las patas delanteras, mientras que el babero de la marta es de color amarillo-anaranjado, menos delimitado y no dividido en la zona inferior.

                El pelaje de la garduña, menos espeso que el de la marta, es pardo o color chocolate, más claro en la cabeza y más oscuro en las extremidades. La cabeza es triangular y aplanada, con las orejas redondeadas y de borde más claro.

                Las huellas de la garduña son como las de la marta, con la pequeña salvedad de que las de garduña son más nítidas por no tener las almohadillas plantares rodeadas de pelo como en el caso de la marta. Los excrementos, como los de las martas, son alargados (5 – 10 cm x 1 cm), negros, afilados en un extremo, en ocasiones mucosos. Cuando contienen pelos y/o plumas son retorcidos. Con frecuencia los acumulan en letrinas (a diferencia de las martas).

                La garduña es un animal de movimiento silencioso, pero bastante ruidoso cuando emite gritos agudos, similares al maullido de un gato o el gruñido de un perro pequeño.

                Se distribuye por Europa central y meridional y por la zona occidental del centro de Asia. Ocupa toda la Península Ibérica, aunque en algunas zonas su presencia es escasa.

                En cuanto al hábitat que ocupa, se trata de una especie generalista, muy adaptable, habitando desde zonas montañosas a mesetas, bosques, e incluso ambientes más humanizados. Parece ser que cuando la marta y la garduña coinciden en su área de distribución (franja norte de España), la marta ocupa los bosques, desplazando a la garduña a zonas rocosas o humanizadas; sin embargo, en las áreas donde la marta está ausente, la garduña prefiere separarse del hombre.

Las garduñas son solitarias (excepto en el momento del celo) y territoriales, defendiendo sus territorios frente a otros individuos del mismo sexo. Los territorios son mayores en el caso de los machos que en el de las hembras, y en el de los jóvenes que en el de los adultos. Se delimitan con secreciones de las glándulas anales. Sus refugios suelen situarse en huecos de árboles, entre rocas, en pilas de leña o en pajares. Son animales nocturnos, con su mayor actividad al anochecer y al amanecer. Permanecen fuera de sus refugios desde la puesta a la salida del sol.

                La alimentación de la garduña es muy variada, abarcando desde todo tipo de vertebrados hasta insectos, frutos, miel o carroña.


© 2008-2018CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE LA TRUCHAC/Las Cortes 1 - 34886 - Velilla del Río Carrión - Palencia - EspañaTelf: +34 979 861 520info@centrotruchavelilla.comXolido ®